Tekashi 69: Más problemas legales en Miami

YOSPER, EE.UU.- El rapero Daniel Hernández, reconocido bajo los nombres artísticos de Tekashi 69 o 6ix9ine, se encuentra actualmente inmerso en un nuevo conflicto legal en el sur de Florida, según informa Axios Miami.

De acuerdo con la fuente, Hernández se halla en medio de una disputa legal entre dos compañías rivales que comercializan dispositivos de vapeo electrónicos. Además, se ha dado a conocer que el rapero no compareció a un juicio civil independiente, lo que resultó en una sentencia desfavorable de 9.8 millones de dólares en su contra, tal como consta en documentos judiciales. Ambas demandas han sido presentadas ante un tribunal de circuito en el condado de Miami-Dade.

Daniel Hernández es una figura ampliamente controvertida en el ámbito musical, siendo etiquetado como informante por sus colegas artistas. Esto le valió recibir amenazas de muerte después de testificar contra miembros de pandillas en el año 2020.

Un contrato presentado ante el tribunal revela que Tekashi acordó respaldar los productos fabricados por las filiales de Dummy Vapes, a cambio de recibir tres cadenas de diamantes y una comisión de entre 50 y 75 centavos por cada vaporizador vendido.

En septiembre, los fabricantes de Dummy Vapes presentaron una demanda contra los afiliados de la marca rival Fume, alegando que esta última interfirió en su negocio al atraer a Hernández con un contrato independiente de un millón de dólares y al pagar una suma de 250,000 dólares a su novia, la cantante Yailin La Más Viral (nombre real: Jorgina Lulú Guillermo Díaz), para promocionar su producto Fume.

Según Alejandro Brito, abogado de las compañías detrás de Dummy Vapes, Fume también habría pagado un millón de dólares al rapero Kodak Black para colaborar con Hernández y Yailin en la canción "Shaka Laka," donde ambos aparecían utilizando un vaporizador Fume.

Aunque Hernández no enfrenta acusaciones en la disputa legal entre las empresas de vapeo por sus servicios, se le acusa de estar involucrado en ambos lados de la contienda, lo que ha generado confusión en el mercado. Como respuesta, Hernández publicó un video en redes sociales en el que aclaraba: "Dummy Vapes es mi marca... Mi novia, Yailin, tiene contrato con Fume. Hago negocios con ella a través de ellos, pero no tengo contrato con Fume. Fume, estoy con Dummy Vapes."

En una contrademanda, una filial de Fume argumenta que Hernández solo fue contratado por su lado para promocionar productos que no están relacionados con vaporizadores, como bebidas energéticas y ropa. Además, afirma que Hernández accedió a promocionar Dummy Vapes solo porque los representantes de la marca mintieron y afirmaron tener asociación con Fume.

El abogado Joshua Kon, quien representa a la filial de Fume, declaró que Dummy Vapes aún no estaba establecida y necesitaba aprovechar la buena reputación de Fume y su marca registrada para convencer a Hernández de colaborar con ellos.

La filial de Fume busca compensación por la confusión generada en el mercado y las ganancias obtenidas por Dummy. Según Kon, Dummy afirmó haber vendido más de 3 millones de unidades de sus productos.

El abogado Adam Yormack, en representación de Hernández, sostiene que hubo una "confusión razonable" en este asunto. Cabe mencionar que las empresas de vapeo rivales habían colaborado en el pasado, y Hernández las conoció en eventos sociales comunes.

¿Qué opinas de esta noticia?
Subir