Alerta en Estados Unidos por explosión de un vehículo en un puente fronterizo con Canadá

YOSPER, EE.UU.- Las autoridades de Estados Unidos se encontraron en alerta al mediodía de este miércoles tras una explosión registrada en el puente Rainbow, que conecta el estado de Nueva York con la provincia canadiense de Ontario. Aunque inicialmente había incertidumbre sobre el incidente, la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, aclaró que "no hay indicios de un atentado terrorista".

A medida que avanza la investigación, han surgido pruebas que arrojan luz sobre lo ocurrido. Entre ellas, se encuentra un video capturado por una cámara de seguridad que muestra el momento exacto de la explosión a las 11:22 horas, casi media hora antes de que se anunciara el cierre completo del paso.

Las imágenes revelan las cabinas de control en un estado de aparente normalidad, seguido repentinamente por la aparición de llamas. Según informes recopilados de diversas fuentes cercanas a la investigación, se presume que el vehículo se detuvo en un primer punto de control y, por razones aún desconocidas, fue dirigido a un segundo puesto de seguridad.

Fue en el tramo entre estos dos puntos de control donde el vehículo aceleró a gran velocidad, alcanzando, según algunos medios locales, casi 160 km/h, y luego se estrelló contra una valla. Posteriormente, se produjo la explosión, aunque aún no se ha determinado si esta fue consecuencia del impacto o si estuvo relacionada con la detonación de un maletín sospechoso encontrado en el interior del vehículo. Inicialmente, se trató como un posible explosivo, pero más tarde se descartó cualquier riesgo.

Un testigo que presenció la secuencia, Mike Guenther, comentó en una entrevista con la cadena WGRZ-TV: "De repente saltó por los aires y luego fue una bola de fuego de unos 10 o 12 metros de altura", y añadió: "Nunca había visto nada igual". La gobernadora Hochul indicó que el vehículo quedó completamente "incinerado", y no quedó ninguna parte reconocible excepto el motor.

A diferencia de lo que se creyó inicialmente, se confirmó que el vehículo no provenía de Canadá y que todo el incidente ocurrió en suelo estadounidense, sin llegar a cruzar la frontera.

En el vehículo viajaban dos personas que lamentablemente fallecieron, aunque aún no se ha verificado su identidad. Un oficial de fronteras resultó herido levemente y fue trasladado al hospital local para recibir atención médica.

Se han difundido fotografías de las cabinas de control completamente destruidas y del denso humo negro que se extendió por las calles circundantes durante algunos momentos.

Como medida preventiva, mientras se determinan las causas del incidente y se descartan otras posibles amenazas, las autoridades locales en colaboración con las canadienses acordaron la suspensión de otros tres pasos fronterizos que conectan ambos países: Lewiston, Whirlpool y Peace. También se intensificaron los controles de seguridad, y el Aeropuerto Internacional Buffalo Niagara suspendió sus vuelos internacionales, aunque los vuelos nacionales continuaron operando con normalidad, ya que la demanda aumentó significativamente debido al Día de Acción de Gracias.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, expresó inicialmente que "obviamente, se trata de una situación muy grave en las cataratas del Niágara, y nos tomamos muy en serio este extraordinario asunto".

¿Qué opinas de esta noticia?
Subir