Lo que le dijo el hospital

En este informe, relataremos el trágico suceso del fallecimiento de una bebé de apenas dos meses de edad, nombrada Alaia María. Según los informes, este lamentable evento ocurrió en las instalaciones de la Clínica Corominas, ubicada en Santiago. Sin embargo, es importante aclarar que la administración de la clínica ha declarado que la niña no falleció en sus instalaciones, sino que fue trasladada por sus familiares a un hospital público después de una emergencia, donde permaneció aproximadamente tres horas.

La confusión surgida provino de los familiares de la pequeña, quienes protestaron frente a la Clínica Corominas, acusando negligencia médica y demandando justicia por el trágico suceso. De acuerdo con la información proporcionada por los parientes, Alaia fue llevada al Hospital Infantil Doctor Arturo Grullón en Santiago, donde lamentablemente falleció horas después de su ingreso, presuntamente debido a complicaciones de salud presentadas al momento de su llegada al centro médico.

La madre de la niña, Eli Nicasio, desmintió la versión de que Alaia hubiera sido intoxicada por un jarabe casero recetado por una "curandera", alegando que la menor ya presentaba dolores estomacales antes de su ingreso al hospital y que, lamentablemente, falleció días después de su admisión.

La familia, devastada por la pérdida de la pequeña Alaia, está buscando justicia y responsabiliza al pediatra que la atendió en el hospital por su fallecimiento. El cuerpo de la niña fue sepultado el martes siguiente a su fallecimiento, mientras que los familiares aguardan el informe oficial que aclare las causas de esta trágica pérdida.

Subir